Portal Transparencia
Banner
Visitas a la web
mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
Inicio Cultura y Sociedad · Medio ambiente MEDIO AMBIENTE - EL AGUA

 

Prevenir mejor que curar

            Antes de que estemos condenados a pasar sed, deberíamos rectificar a tiempo y cambiar nuestro trato con el agua y actuar en consecuencia para que de los grifos mane agua siempre que la necesitemos. El agua como componente esencial de la vida, es un bien único que no puede ser sustituido.

Una de las principales causas del despilfarro del agua en casa se debe a hábitos que no son siempre los más  adecuados. El primer paso para saber si derrochamos agua en nuestro hogar es conocer cuál es el caudal real de la misma. Hazte con un recipiente de entre cinco y diez litros colocándolo debajo del grifo durante medio minuto. A continuación, mides el volumen y el resultado lo multiplicas por dos. Habrás averiguado así el caudal por minuto, entonces nos daremos cuenta de los litros de  agua que malgastamos.

Tenemos que procurar de hacer un uso racional del agua en casa porque soy consciente de que si entre todos no racionamos el consumo de agua, no habrá para todos, es fundamental aplicar  unos hábitos básicos para no derrochar el agua, por ejemplo, cuando nos cepillamos los dientes abrir el grifo unos segundos al principio para llenar un vaso para después enjuagárnoslos, de esta manera sabremos exactamente el agua que utilizamos, ducharse en vez de bañarse, arreglar con urgencia goteos de cañerías y grifos, si este gotea pierde unos 30 litros diarios, regar las plantas al anochecer o de madrugada para evitar perdidas de evaporación, llenar siempre los lavavajillas y lavadoras, es donde más agua se gasta,  el agua del lavado de frutas y hortalizas se puede emplear perfectamente para regar las plantas. Lo ideal para ahorrar agua sería  instalar economizadores en grifos duchas e inodoros, con esta medida se ahorraría  hasta un 50 % de agua, en el caso concreto de los inodoros hay trucos para mejorar su rendimiento, consiste en reducir la capacidad de los tanques, colocando una o dos botellas llenas dentro de la cisterna ahorrando hasta  4 litros cada vez que lo usemos. No emplees el inodoro como papelera, las compresas algodones y otros... pueden ir al basurero perfectamente. Estos gestos sencillos nos ayudaran a no malgastar este preciado bien. De momento como tenemos garantizado el consumo no le damos importancia al derroche. Este despilfarro se nota no solo en el medio ambiente, sino también en nuestros bolsillos, por lo que debemos vigilar los medidores de consumo y leer con detenimiento los recibos, esto nos puede ayudar a descubrir que uso le damos al agua.

No abusar de las lejías, rompe el equilibrio bacteriano de las depuradoras dificultando su trabajo. Se pueden utilizar detergentes ecológicos, sin fosfatos que existen en el mercado.

 Recientemente se ha celebrado el Día Mundial del Agua, bajo el epígrafe “El agua, fuente de vida”. Dando comienzo así una década en la que, desde Naciones Unidas, se pretende concienciar del verdadero valor de este recurso, además de potenciar su consumo racional que, según el informe mundial sobre el Desarrollo de Recursos Hídricos, será escaso a mediados de este siglo. Los expertos consideran que el asunto del agua es uno de los desafíos más preocupantes que debe  acometer la humanidad. Además de agua para beber, la industria, la higiene, la salud y la posibilidad de desarrollo de una población depende de este recurso. No debemos olvidar que, sin agua no hay vida.