Portal Transparencia
Banner
Visitas a la web
mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter

Image-1

Actualizado (Miércoles, 13 de Febrero de 2019 17:39)

 

El presidente de la DPZ se ha reunido con el alcalde de Gelsa y con la presidenta de la comarca Ribera Baja del Ebro y se ha mostrado dispuesto a colaborar con el Gobierno de Aragón en el acondicionamiento del camino

captura2

El presidente de la Diputación de Zaragoza, Juan Antonio Sánchez Quero, reclama al Gobierno de Aragón el asfaltado del camino que conecta Gelsa y Pina de Ebro para reducir las afecciones que provocará el corte del puente de Gelsa. Sánchez Quero se ha reunido esta mañana con el alcalde de este municipio, José Luis Pérez, y con la presidenta de la comarca Ribera Baja del Ebro, Felisa Salvador, y se ha mostrado dispuesto a colaborar con el Ejecutivo autonómico en el acondicionamiento de ese camino.

“El corte del puente de Gelsa durante unos ocho meses es inevitable, pero lo que sí se puede reducir es el rodeo que tendrán que dar todas aquellas personas que tengan que cruzar el Ebro por el puente de Pina –ha destacado tras la reunión el presidente de la DPZ–. Utilizar el camino que conecta Gelsa y Pina es mucho más corto que tener que salir a la carretera N-II, pero para hacerlo con unas mínimas condiciones de seguridad es imprescindible asfaltarlo y quien debe hacerse cargo es el Gobierno de Aragón”.

Sánchez Quero también ha subrayado que el camino es de titularidad municipal–de los ayuntamientos de Gelsa y Pina–y que de su asfaltado se beneficiaría “la ciudadanía en general”. “Desde los agricultores que llevan la alfalfa a la cooperativa Santa Ana de Quinto hasta los trabajadores de los polígonos industriales de La Zaida, Sástago, Quinto, Pina, Fuentes y Zaragoza pasando por los profesores del CRA de Gelsa, los transportistas de ganado o los camiones de yeso y alabastro –ha detallado–. Por eso quien debe asfaltar el camino es el Gobierno de Aragón, aunque como Diputación de Zaragoza estamos dispuestos a colaborar con ellos para que las afecciones que sufran los vecinos de la zona sean las mínimas posibles”.

El camino que une Gelsa y Pina de Ebro tiene unos 13 kilómetros de trazado, mientras que la conexión de esas dos localidades por la A-1105, la N-II y la A-1107 supone tener que hacer un recorrido de unos 31 kilómetros, lo que dispararía los costes tanto de tiempo como económicos. “En el año 2004, cuando tampoco se pudo utilizar el puente de Gelsa por el hundimiento de un paso elevado sobre la línea del tren, ya se asfaltó el camino que lleva hasta Pina –ha recordado por su parte el alcalde de Gelsa, José Luis Pérez–. Lo que le pedimos al Gobierno de Aragón es que ahora nos dé la misma solución, porque hablamos de un problema que va a afectar a muchas personas y muchas empresas durante mucho tiempo”.

Actualizado (Lunes, 11 de Febrero de 2019 20:09)